Cursos Terapias

Formamos Terapeutas Profesionales

Cursos Terapias - Formamos Terapeutas Profesionales

El dolor de cabeza y la depresion

De todos es conocido que el paciente que sufre un dolor de cabeza, no excesivo, suele buscar alivio tomado un analgésico, raramente visita al médico para ser tratado por este tema. Sin embargo, si el dolor de cabeza es diario, se sufre de dolor de cabeza al despertar  y dura la mayor parte del día y ha sido recurrente por meses, ojo  este paciente sufre un problema terapéutico importante.

dolor de cabeza y depresion

En 1964, el dolor de cabeza tensional fue reconocido como un síntoma serio de la depresión. La depresión no es una enfermedad fácil de reconocer y sus síntomas son usualmente mal interpretados. Los típicos pacientes depresivos son reconocidos con facilidad por la mayoría de Terapeutas. Estos pacientes se caracterizan por su entrada a la consulta con un cierto aire de tristeza, sus movimientos son torpes, la comunicación es lenta, se ven desanimados y suspiran frecuentemente, otro signo muy común, en las mujeres es el desaliño en el pelo. Sin embargo, la mayoría de pacientes con depresión presentan diferentes síntomas. Para diagnosticar estos casos de depresión, es esencial que el Terapeuta realice una valoración con mayor profundidad y evalúe el grado en que se encuentra su estado depresivo, dado que los casos más graves pueden conllevar riesgo real de conducir al suicidio, o a un estado muy difícil de recuperar, también deberá de tener en cuenta realizando preguntas sobre la historia personal desde la niñez.

El paciente depresivo presenta una amplia variedad de síntomas  de la depresión, que pueden ser clasificados como corporales, emocionales, y anímicos. Los síntomas corporales que más predominan incluyen: dolor corporal crónico, dolor de cabeza crónico, problemas para dormir, problemas con despertarse temprano, problemas en la alimentación, aumento del apetito,  disminución del apetito, disminución del deseo sexual, desde impotencia en los hombres hasta amenorrea (ausencia de la menstruación) o frigidez en las mujeres. Los síntomas emocionales por lo general son melancolía, ansiedad, y preocupación. Finalmente, los síntomas anímicos consisten en pensamientos suicidas, y deseos de morir, o desedo de no haber nacido, declaraciones como “la mañana es la peor parte del día”. El dolor de cabeza que cohabita con la depresión es considerado un dolor de cabeza tensional (tensión muscular), se le achaca a problemas cervicales, posturales… hay que andarse con mucho ojo con este diagnostico pues puede enmascarar  una depresión, y hay que tener en cuenta que la depresión no es una situación estable, si no se disminuye, crece.

Es cierto que el dolor de cabeza tensional puede ser producido por tensión muscular del cuello y cuero cabelludo. Este dolor, ocasionado por la contracción muscular voluntaria del paciente puede ocasionar dolor y se intensifica por la presencia de metabolitos tóxicos en los músculos afectados, o por el suministro deficiente de sangre, y por lo tanto de oxigeno en el área de la sien (isquemia cerebral). Los ejercicios y la relajación son muy beneficiosos para acortar el inicio del proceso doloroso. Pero incluso la tensión en el cuello puede ser un problema de estrés, antesala y promotor de la depresión.

Así pues el dolor de cabeza tensional crónico puede disimular un serio desorden emocional como la depresión. Muchos pacientes prefieren los síntomas físicos, antes que los síntomas depresivos o de ansiedad. Ellos creen que el dolor es de origen orgánico, y prefieren este diagnóstico, ya que es más aceptable socialmente que el de un desorden emocional como la depresión.

Los síntomas de la depresión se pueden tornar en síntomas físicos y viceversa. La depresión es una enfermedad que yace oculta por los síntomas físicos del dolor de cabeza. Ciertos detalles de estos síntomas físicos pueden desenmascarar un caso de depresión. Por ejemplo, el dolor de cabeza que ocurre periódicamente por las mañanas (4-8 a.m.) y por las tardes (4-8 p.m.), especialmente durante los fines de semana, después de exámenes, o durante los primeros días de vacaciones, o primeros días post vacacionales. No es un dolor pulsante, pero si es firme y adormecedor. Puede afectar cualquier parte de la cabeza, comúnmente el área occipital del cráneo. Los pacientes describen el dolor como si sintieran una presión con sensación de calambre. También aseguran haber padecido los dolores por muchos años o por toda la vida. Los pacientes sienten estos dolores característicamente durante la mañana y la noche.

El diagnóstico del dolor de cabeza depresivo no debe incluir causas orgánicas (artritis cervical, anomalía ósea intervertebral de las articulaciones occipito-cervicales, invaginación o impresión basilar, mastoiditis crónica, mala oclusión en la articulación temporo mandibular, lesión de la fosa posterior del cerebro).

Según estudios biológicos, la depresión es una enfermedad que afecta la producción de neurotransmisores de monoamino oxidasa en el cerebro (serotoninas y norepinefrinas). El descubrimiento de opioides o endógenos en el cerebro, endorfinas y encefalinas, ha sido un adelanto significante para nuestro conocimiento del dolor.

También hay una causa, la más común, en la génesis de la depresión, que contempla la Terapia Cognitiva, y cuyo principio es difícil de aceptar por el paciente, pues cree entender que entonces el culpable es uno mismo, sin tener en cuenta que aquí no hay culpables, hay una patología y muy severa. Según la Terapia cognitiva, el desorden emocional no lo provocan los acontecimientos, sino como los vivimos, como los interpretamos, como los valoramos, como los afrontamos… Fruto de los Pensamientos Automáticos que surgen de nuestra estructura cognitiva (personalidad, carácter, espíritu…) que se ha empezado a formar desde que nacemos y hemos ido desarrollando a lo largo de nuestra vida, de ahí que a cada uno nos molestan y en grado diferente “unas cosas u otras”, como expresaba Campoamor en su libro Humoradas “en este mundo traidor nada es verdad, ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira”. La buena noticia es que esto tiene una estupenda solución con la Terapia cognitivo emocional, en la que aprendemos y modificamos nuestra estructura cognitiva, y así defendernos de  las emociones que nos provocan desordenes y nos impiden disfrutar de la vida

Esta Terapia tiene terapias complementarias muy efectivas y que provocan una rápida puesta en marcha y consecución de los objetivos, en las Terapias Naturales, como la Terapia floral, homeopatía y antidepresivos naturales como el Hipérico, y terapias conductuales.

Los investigadores afirman la posible relación entre la depresión y la migraña. En las investigaciones, se encontró una correlación interesante de algunos síntomas de ambas enfermedades. La migraña y la depresión presentan síntomas como debilidad, disturbio sensorial, dificultad al hablar y pérdida del conocimiento.

En resumen, la depresión es una enfermedad común grave, que se puede tratar una vez que sea reconocida. Es importante acudir a un profesional para realizar una evalucación y trace un camino para el restablecimiento de la salud emocional.

 .

 

Dermatitis atopica, causas, tratamientos naturales

Dermatitis atópica

 

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel.  Consistente en una hinchazón de la piel de forma crónica y fruto de una tendencia a sufrir reacciones alérgicas.

Los síntomas más comunes son:

  • Piel reseca y comezón
  • Erupciones en el cutis y en la piel detrás de las rodillas, en las manos y los pies y en el área interior de los codos.

El rascarse la piel puede causarle:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Rajaduras
  • Secreciones de líquido claro
  • Costras
  • Piel gruesa
  • Escamas.

 

¿Quién tiene dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es más común en los bebés y los niños. Un factor influyente es el vivir en ciudades y climas secos.

En el caso de los niños, la dermatitis atópica suele, aunque no siempre, mejorar o desaparecer con el crecimiento.

La dermatitis atópica no se transmite por contagio

La dermatitis atópica se conoce comúnmente como “eccema”. Este es un término que se usa para referirse a muchos tipos de problemas de la piel. La dermatitis atópica es el tipo más común de eccema.

 

¿Cuál es la causa de la dermatitis atópica?

No se conoce la causa de la dermatitis atópica.

Se cree que puede ser causada tanto por factores genéticos como ambientales.

 

¿Cómo se diagnostica la dermatitis atópica?

El diagnóstico se basa en los síntomas.

No hay una prueba específica que se pueda usar para diagnosticar esta enfermedad.

 

¿Qué empeora la dermatitis atópica?

Irritantes y alérgenos.

Los agentes irritantes son cosas que podrían causar enrojecimiento, picazón o ardor en la piel. Estos incluyen:

  • Lana o fibras artificiales
  • Jabones y limpiadores
  • Algunos perfumes y tipos de maquillaje
  • Sustancias tales como cloro, aceite mineral o solventes
  • Polvo o arena
  • El humo del cigarrillo.

Los alérgenos son sustancias que se encuentran en la comida, las plantas, los animales o el aire y que nuestro sistema inmunitario reacciona ante ellas. Algunos alérgenos comunes son:

  • Huevos, maní, leche, pescado, soja y trigo
  • Ácaros de polvo
  • Moho
  • Polen
  • Caspa de perro y gato.

El estrés, la depresión, enfados fuertes, también pueden empeorar la dermatitis atópica. Otras cosas que pueden causar erupciones en la piel son:

  • Piel seca (usar cremas hidratantes)
  • Poca humedad durante el invierno
  • Clima seco todo el año
  • Baños y duchas largas o calientes
  • Exponerse repentinamente al frío cuando está sudado
  • Infecciones bacterianas.
  • Estreñimiento

 

Tratamientos Naturalespara la dermatitis o eccemas

Existen distintos tratamientos que se pueden aplicar, el más adecuado se lo indicará su Terapeuta, en función de la persona. Alguna medidas pueden ser

  • Modificar dieta evitando los alérgenos: Leche, Trigo, bebida de soja, pescado, cacahuete. También es conveniente evitar la bollería industrial.
  • Llantén en maceración

o  10 días en Aceite de Almendra

o  Si piel grasa: en Alcohol

  • Oligoelementos: Manganeso-Cobalto: 1 ampolla diaria en ayunas
  • Caldo depurativo: ajo + col + cebolla + apio. Cuando esté listo para tomar añadir: Zumo de limón
  • Tisana hepática: Boldo + Ortiga + Cardo Mariano + Alcachofera
  • Aceite de Onagra en perlas
  • Homeopatía, según tipología personal

Para uso tópico:

  • Gel de aloe vera, preferentemente directo de una planta de más de dos años
  • Manteca de Karité
  • Compresa de Bardana + Manzanilla + Caléndula

 

Te tratamos en c/ Cirilo Amorós, 20-Entlo. de Valencia.

Centro de Terapias Naturales.

http://terapiasnaturalesenvalencia.com/

.

 

Insomnio, causas, sintomas y remedios

El insomnio es un trastorno del sueño, que consiste en la dificultad de dormirse, de mantener el sueño o de ambas cosas, otra manifestación del insomnio consiste en no alcanzar un sueño profundo por lo que se despiertan “cansadas”.
El insomnio puede ser agudo (de corta duración) o crónico (constante).
El insomnio agudo a menudo se debe al estrés, problemas emocionales o situaciones traumáticas. Dura días o semanas.
Se considera insomnio crónico cuando dura más de un mes. En este caso suele ser consecuencia de otro problema, como problemas de salud, efectos secundarios de medicamentos; también se puede dar como consecuencia de una cronificación de un insomnio de tipo agudo, dado que el insomnio alimenta el estrés y altera emocionalmente
El insomnio puede causar sueño excesivo y falta de energía durante el día. También puede hacer que la persona se sienta angustiada, deprimida o irritable. Puede ser difícil concentrarse en las tareas, prestar atención, aprender y acordarse de cosas. Estos problemas pueden impedirle el desempeño óptimo en el trabajo o los estudios.

 

Causas del insomnio

Estrés
A menudo es un síntoma de un trastorno emocional
Depresión, ansiedad, un acontecimiento traumático en la vida (muerte de un ser querido, separación, cambio de residencia fundamentalmente si hay cambio de ciudad… aunque no necesariamente aparece inmediatamente)
Las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson son ejemplos de trastornos neurológicos comunes que pueden causar insomnio.
Muchos otros trastornos o factores también pueden causar insomnio, entre ellos:

  • Los que causan dolor crónico (constante), como la artritis y los trastornos que se manifiestan con dolores de cabeza
  • Los que producen dificultad para respirar, como el asma y la insuficiencia cardiaca
  • Hipertiroidismo
  • Los trastornos gastrointestinales, como la acidez estomacal
  • La menopausia y los sofocos.
  • Praxis inadecuadas en la preparación y costumbres previas al acostarse
  • Dieta inadecuada, fundamentalmente en la cena
  • Cambios de horario
  • Vida excesivamente sedentaria

Puede ser un efecto secundario de algunas medicinas. Por ejemplo, ciertas medicinas para el asma, como la teofilina, y algunas medicinas para las alergias y el resfriado pueden causar insomnio. Los betabloqueantes también pueden causar insomnio. Estas medicinas se usan para el tratamiento de problemas del corazón.
Algunas sustancias de uso común también pueden causar insomnio, por ejemplo: la cafeína y otros estimulantes, el tabaco, el alcohol y otros sedantes usados en largos periodos.

Síntomas del insomnio

  • Tardar en dormirse.
  • Despertar tras un tiempo inferior a 3 horas de haberse dormido
  • Despertarse después de un tiempo (insuficiente de sueño) y no volver a dormirse
  • Sentirse como si no hubiera dormido
  • Despertarse muy temprano
  • Dificultad de concentración durante el día
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Sentimientos depresivos
  • Somnolencia

Tratamientos del insomnio

  • Seguir lo que se denomina “pautas higiénicas del sueño”
  • Valorar las causas y tratarlas
  • Fitoterapia (no tome valeriana sin complementar durante periodos largos)
  • Ejercicio
  • Dieta adecuada y cena ligera pero no se acueste con hambre
  • Ejercicios de relajación
  • Terapia cognitiva conductual.

.

 

DOLOR DE CABEZA ¿LENGUAJE DEL CUERPO?

Los dolores de cabeza hacen que una persona se sienta miserable. Es poco lo que hay que decir sobre el dolor de cabeza palpitante, opresivo y martilleante que le hace estremecer, quejarse, y hasta llevarle a la depresión.

.

.

Sin embargo algunos expertos señalan que los dolores de cabeza crónicos o esporádicos ofrecen pistas del estado de salud de una persona, indicando que pueden decir mucho de una persona. Pueden indicar que está haciendo cosas que no son buenas para usted. También pueden advertirle de dolencias graves.

“Un dolor de cabeza puede ser síntoma de un simple trastorno orgánico, de una dolencia grave, de una complicación, de una tensión muscular, de una carencia orgánica, de una característica individual como tener estrés, que su tipo de vida no es adecuado…, de ahí que sea tan difícil de combatir, en su raíz, ya que cada persona tiene un dolor de cabeza, por una causa específica.

Entre las causas de dolor de cabeza relacionadas con el estilo de vida se encuentran:

  • No comer suficiente
  • Deshidratación
  • Una mala postura en el lugar de trabajo
  • Fatiga ocular (vista cansada)

Así pues no debe tratar el dolor de cabeza solo con medicamentos. Sino averiguar la causa, para eliminarla.

Actúe como un investigador científico: Cuando se inicie un dolor de cabeza, analice y anote, lo que está haciendo, como se siente, lo que ha comido en las últimas 24 horas… Cuantos más datos recopile, más posibilidades tendrá de éxito.

Vaya estableciendo comparativas y encontrando coincidencias.

Un ejemplo clásico es el de un estudiante universitario que sufría dolores de cabeza frecuentes y horribles. Y encontró que su dolor tenía una simple explicación.

“Resulta que estudiaba y trabajaba tan duro que se olvidaba comer”. El estudiante no comía en todo el día y solo hacía una comida tarde por la noche. Cuando empezó a comer de forma regular a lo largo del día, sus dolores de cabeza desaparecieron.

Una forma terrible de dolor de cabeza vascular es la migraña. Las personas que tienen migrañas a menudo encuentran que su dolor de cabeza es debilitante. Si no se trata, el dolor de cabeza puede durar desde horas hasta tres días.

El dolor de migraña es muy diferente del dolor de cabeza tensional. Estos son como si se tuviera una banda apretada alrededor de la cabeza, y a menudo vienen acompañados de fatiga.

Las migrañas no son todas iguales, son más como un tipo de dolor martilleante y punzante. Afectando habitualmente solo a un lado de la cabeza y algunas veces vienen acompañadas de náuseas.

Lo que las personas necesitan hacer con respecto a las migrañas es determinar cuáles son sus señales de advertencia y desencadenantes. Y si se determina qué desencadena las migrañas, se pueden mantener a raya evitando los factores desencadenantes.

Entre las señales de advertencia de que se puede desarrollar una migraña, se encuentran (aunque no siempre):

  • Un aura en el campo de visión
  • Dificultad para hablar
  • Oler algo que no está presente, como naranjas.
  • Confusión
  • Nauseas
  • Pérdida del apetito
  • Mayor sensibilidad a la luz brillante o al ruido estruendoso.

Por otra parte, los desencadenantes de la migraña varían ampliamente de una persona a otra. Entre los más comunes se encuentran:

  • Algunos alimentos
  • Olores fuertes o humos
  • Problemas del estado de ánimo, como depresión o ansiedad
  • Saltarse dosis de medicamentos
  • Bajos niveles de azúcar en sangre
  • Cambios repentinos en el clima
  • Luz brillante o intermitente
  • La menstruación u otros cambios hormonales

Evitar estos factores desencadenantes puede ser tan simple como ponerse un sombrero o gafas de sol, o refrescarse la cara y cabeza…

Y luego hay señales de que un dolor de cabeza puede indicar una afección más seria, como un tumor o un aneurisma. Entre las señales de advertencia se encuentran:

  • Un tipo de dolor de cabeza severo que nunca haya sentido.
  • Un dolor de cabeza que no responde a medicamentos u otros tratamientos.
  • Dolores de cabeza que le despiertan cuando está dormido.
  • Cuando un dolor de cabeza está acompañado de fiebre.
  • Confusión o síntomas nerviosos junto con dolor de cabeza.

Si observa alguno de estos síntomas, no lo dude y consulte

.