Cursos Terapias

Formamos Terapeutas Profesionales

Cursos Terapias - Formamos Terapeutas Profesionales

Exceso de calcio en sangre (Hipercalcemia)

¿Qué es el exceso de calcio en la sangre?

Las personas con exceso de calcio en la sangre, también denominada hipercalcemia, tienen un nivel de calcio en la sangre que está por encima de lo normal.

El calcio es un mineral que se encuentra mayormente en los huesos, donde se acumula y los mantiene fuertes. También hay una pequeña cantidad de calcio en los músculos y las células de la sangre, donde desempeña varias funciones importantes:

  • Contribuye a la contracción de los músculos
  • Ayuda a que los nervios y el cerebro funcionen debidamente
  • Ayuda a regular el ritmo cardiaco y la presión arterial

El exceso de calcio en la sangre a menudo no causa problemas de salud. Pero con el tiempo, algunas de las causas del exceso de calcio en la sangre pueden resultar en osteoporosis (debilitamiento de los huesos) y cálculos del riñón. Un nivel muy alto de calcio en la sangre puede causar problemas más serios, como fallos renales, ritmo cardiaco anormal, confusión mental e incluso llevar a un coma.

 

¿Cómo controla el cuerpo el nivel de calcio en la sangre?

Normalmente, el cuerpo controla el calcio en la sangre ajustando los niveles de varias hormonas.

Cuando el nivel de calcio está bajo, las glándulas paratiroides (cuatro glándulas del tamaño de un guisante en el cuello) producen una hormona llamada hormona paratiroidea. Ésta ayuda a los huesos a liberar calcio en la sangre.

La vitamina D también es importante para mantener el nivel de calcio dentro de lo normal. La vitamina D, que en realidad es una hormona, ayuda al cuerpo a absorber calcio y sacarlo de los intestinos para llevarlo a la sangre.

La hormona paratiroidea y la vitamina D, junto con otras hormonas y minerales, ayudan a trasladar el calcio dentro y fuera de los tejidos para mantener un nivel normal de calcio en la sangre.

.

cansancio

.

Síntomas

En algunos casos, el exceso de calcio en la sangre no presenta síntomas y en otros, se pueden apreciar los siguientes síntomas:

  • Debilidad muscular
  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Confusión

.

¿Qué causa el exceso de calcio  en la sangre?

La causa más común de exceso de calcio en la sangre es un trastorno llamado hiperparatiroidismo primario. Este trastorno hace que una o más de las glándulas paratiroides produzcan demasiada hormona paratiroidea, lo que causa que los huesos liberen demasiado calcio en el torrente sanguíneo. Las mujeres mayores de 50 años tienen más probabilidades de sufrir de hiperparatiroidismo.

Algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama y pulmón, o el mieloma múltiple (un tipo de cáncer en la sangre), pueden causar exceso de calcio en la sangre. Esto usualmente ocurre en las etapas finales del cáncer.

Otras razones menos comunes para la hipercalcemia:

  • Una enfermedad genética llamada hipercalcemia hipocalciúrica familiar
  • Algunas enfermedades infecciosas como la tuberculosis
  • Algunas enfermedades autoinmunes como la sarcoidosis
  • Trastornos hormonales, como el hipertiroidismo
  • Algunos medicamentos, como el litio (usado para enfermedades psiquiátricas) o, en casos poco comunes, los diuréticos con tiazídicos
  • Consumo de gran cantidad de calcio o de leche, combinado con antiácidos
  • Inmovilidad; haber estado en cama varias semanas, en combinación con algunos trastornos óseos
  • Insuficiencia renal
  • Alimentación por sonda naso gástrica o intravenosa (TPN)
  • Deshidratación severa.

.

¿Cómo se diagnostica el exceso de calcio en la sangre?

El exceso de calcio en la sangre se diagnostica con pruebas de sangre que miden el nivel de calcio. Para ayudar a encontrar la causa, su médico puede examinar el nivel de hormona paratiroidea y vitamina D, el funcionamiento de los riñones y el nivel de calcio en la orina. Su médico puede hacerle otros exámenes para evaluar mejor su condición, como medir el nivel de fósforo o la densidad mineral ósea, o realizar una ecografía u otro tipo de prueba.

.

¿Cuál es el tratamiento en caso de exceso de calcio en la sangre?

El tratamiento dependerá de la causa del exceso de calcio en la sangre.

En general, el mejor tratamiento es tratar el trastorno que está causando el exceso de calcio en la sangre. Por ejemplo, a los pacientes con hiperparatiroidismo primario que presentan síntomas, generalmente se les opera para extirpar la glándula paratiroides que está causando los problemas.

Hasta que no se resuelva el problema de fondo, el tratamiento puede incluir medicamentos para mejorar el nivel de calcio. Cuando el exceso de calcio en la sangre es severo, el paciente puede requerir hospitalización para que vuelva a un nivel que no comprometa su salud.

Quizá no necesite ningún tratamiento si su nivel de calcio en la sangre no es muy alto o si no presenta problemas de salud.

En ese caso, se continuará vigilando su condición durante un tiempo.

Consulte con su médico o terapeuta acerca del mejor tratamiento para su situación en particular.

.

 

.

 

Los diuréticos uso y abuso

El uso de diuréticos se ha extendido de una manera exagerada y perniciosa para la salud del individuo.

En un principio el uso del diurético está indicado en caso de hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva, edema (retención de líquidos), en ciertas enfermedades del riñón y del hígado, también se puede usar moderadamente como coadyuvante en una dieta para perder gran cantidad de peso.

Este último uso es el que ha hecho que se abuse del uso de diuréticos, dado que la gran parte del individuo es líquido, si se rebaja a base de diuréticos, se logra rápidamente una bajada de volumen, pero no de calidad de bajada de peso, y provoca una gran alteración en la proporción estructural en la formación del individuo, con consecuencias a corto plazo y sobre todo consecuencias muy nefastas a medio y largo plazo, dado que el individuo sufre una alteración grave en su metabolismo.

Control de la cantidad de líquido en sangre: el riñón cumple diferentes funciones, entre ellas está el medir la proporción de Sodio (Na) y Potasio (K) en sangre, si en esta proporción se incrementa la cantidad de sodio retiene líquido, si en esta proporción se incrementa la cantidad de potasio se elimina líquido a través de la orina. La variación en cuanto incremento de sodio en esta proporción, se produce o bien por incremento de sodio o por descenso de potasio y al contrario la variación por descenso de sodio se produce o bien por descenso de sodio o por incremento de potasio, en cuanto a la variación por incremento o descenso de potasio puede producirse también por variaciones en la cantidad de potasio o de sodio.

Los diuréticos reducen la cantidad de sal y líquido en el organismo, lo cual ayuda a reducir la presión arterial.

Hay tres clases de diuréticos

1. Diuréticos tiazídicos

Los diuréticos tiazídicos son eficaces para tratar la hipertensión dado que reducen la cantidad de sodio y como consecuencia de líquido en el organismo. Los tiazídicos son la única clase de diuréticos que dilatan (ensanchan) los vasos sanguíneos, lo cual también colabora a reducir la presión arterial. Como la clortalidona, y metolazona.

2. Diuréticos ahorradores de potasio

Los diuréticos ahorradores de potasio se utilizan para reducir la cantidad de líquido en el organismo. A diferencia de los otros diuréticos, éstos medicamentos no ocasionan una pérdida de potasio del organismo.

3. Diuréticos de asa

Los diuréticos de asa actúan sobre los riñones aumentando el flujo de orina. Esto ayuda a reducir la cantidad de líquido en el organismo lo cual disminuye la presión arterial.

Interacción con otros medicamentos

Existen medicamentos que pueden aumentar o reducir el efecto de los diuréticos.

Algunos tipos de medicamentos que pueden interactuar con los diuréticos.

  • Ciertos antidepresivos, especialmente si está tomando diuréticos tiazídicos o de asa
  • Medicamentos para la hipertensión
  • Litio
  • Ciclosporina, especialmente si está tomando un diurético ahorrador de potasio
  • Digitálicos, especialmente si tiene niveles bajos de potasio

 

Factores que deben tomarse en cuenta al decidir si es aconsejable tomar un diurético.

  • Facilidad para deshidratarse, bien endógena o exógena
  • Ciertas enfermedades como: Lupus. Pancreatitis. Gota. Problemas de riñón. Diabetes
  • Ser alérgico a ciertos medicamentos
  • Embarazo
  • Problemas menstruales

.

Efectos secundarios de diuréticos

Efectos secundarios más comunes:

  • Diarrea
  • Retortijones
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Calambres
  • Sarpullido
  • Mayor sensibilidad a la luz del sol
  • Mareos
  • Dolor en las articulaciones

Otros efectos secundarios

  •    Impotencia o disminución del deseo sexual
  •    Ritmo cardíaco anormal: arritmias

.