Cursos Terapias

Formamos Terapeutas Profesionales

Cursos Terapias - Formamos Terapeutas Profesionales

YODO EN LA DIETA


Ahora que se ha provocado una alarma social, por la contaminación radioactiva, debido a los problemas que el terremoto y posterior tsunami han provocado, en las centrales nucleares de Japón. es conveniente conocer algunos pormenores sobre este elemento, sobre el que tanto se está hablando.

El yodo es un oligoelemento y nutriente esencial que se encuentra en forma natural en el cuerpo.

Funciones

Es necesario para la extracción de energía de los alimentos.

Funcionamiento normal de la glándula Tiroides y para la producción de las hormonas tiroideas.

Fuentes alimenticias   >

La sal yodada (sal de cocina con yodo agregado); no olvidar que el abuso de consumo de sal, puede ser muy perjudicial para la salud.

Mariscos

Bacalao

Abadejo

Perca

El alga marina (kelp ) se caracteriza por ser la fuente más rica en yodo.

Además, los productos lácteos y las plantas que crecen en suelos ricos en yodo son excelentes fuentes de este nutriente.

Efectos secundarios

La carencia de yodo se puede presentar en áreas que poseen suelos pobres en este elemento.

La deficiencia de yodo en la dieta durante varios meses puede causar bocio o hipotiroidismo. Si no hay suficiente yodo, las células tiroideas y la glándula tiroides aumentan de tamaño.

La ingesta de yodo suficiente en la dieta puede prevenir una forma de retardo mental y físico llamada cretinismo.

El consumo muy alto de este elemento puede disminuir el funcionamiento de la glándula tiroides.

Recomendaciones  >

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de vitaminas esenciales es consumir una dieta equilibrada que contenga una variedad de alimentos de la pirámide de los grupos básicos de alimentos.

Una 1/4 cucharadita de sal de cocina yodada proporciona 95 microgramos de yodo. Una porción de  170 g de pescado de mar suministra 650 microgramos de yodo. La mayoría de las personas pueden satisfacer las recomendaciones diarias consumiendo mariscos, sal yodada y plantas cultivadas en suelos ricos en yodo. Al comprar la sal, verifique que en la etiqueta diga “yodada.”

Consumo recomendado:

Bebés:

  • 0 – 6 meses: 110 mcg/día (microgramos por día)
  • 7 – 12 meses: 130 mcg/día

Niños:

  • 1 – 3 años: 90 mcg/día
  • 4 – 8 años: 90 mcg/día
  • 9 – 13 años: 120 mcg/día

Adolescentes y adultos:

  • Hombres de 14 en adelante: 150 mcg/día
  • Mujeres de 14 en adelante: 150 mcg/día

Las mujeres embarazadas o que estén produciendo leche materna (lactantes) necesitan cantidades mayores.

.