Tener diabetes significa que su nivel de glucosa en la sangre (que frecuentemente se llama “azúcar en la sangre”) es demasiado alto. En la sangre siempre hay algo de glucosa porque el cuerpo la utiliza como fuente de energía. Pero si existe en exceso, es perjudicial para la salud.

.

prevenir la diabetes

.

¿A qué se debe el nivel alto de glucosa en la sangre?

La glucosa proviene de los alimentos que usted come y también se produce en el hígado y los músculos. Esta glucosa es transportada por la sangre a todas las células del cuerpo. Cuando hay un exceso de glucosa el páncreas sintetiza y libera en sangre una hormona llamada insulina, que elimina la glucosa en sangre que la retira en forma de grasa en el interior de las células . Si el cuerpo no produce suficiente insulina, o si la insulina no funciona de forma adecuada, la glucosa no puede entrar en las células. Entonces el nivel de glucosa se queda en la sangre y se eleva demasiado, lo cual es un problema grave, como veremos más adelante, en este caso se dice que se tiene prediabetes (proceso inicial) o diabetes.

.

diabetes

.

Síntomas de la diabetes

  • sentir mucha sed
  • orinar con frecuencia
  • tener mucha hambre o sentir cansancio
  • bajar de peso sin habérselo propuesto
  • tener heridas que sanan lentamente
  • tener piel seca y sentir picazón
  • perder la sensibilidad en los pies o sentir hormigueo en los pies
  • tener visión borrosa

 

Tipos de diabetes

 

Diabetes tipo 1

Llamada también diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente

En este tipo de diabetes, las células beta del páncreas ya no producen insulina porque el sistema inmunitario del cuerpo las ha atacado y destruido.

No existe, en este momento, una cura para la diabetes tipo 1, el tratamiento consiste en suplir esta carencia para evitar niveles altos de glucosa en sangre

Aporte externo de insulina

Dieta adecuada

Controles adecuados de la glucosa

Prevenir niveles altos de presión arterial y colesterol

 

Diabetes tipo 2

También llamada diabetes de comienzo en la edad adulta o diabetes no insulinodependiente, es la más frecuente. Aunque puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la niñez. Esta forma de diabetes comienza generalmente con la resistencia a la insulina, que es una afección que hace que las células de grasa, musculares y del hígado no utilicen la insulina adecuadamente.

El sobrepeso y la inactividad aumentan las probabilidades de que se presente la diabetes tipo 2.

El tratamiento consiste en:

Medicación

Dieta adecuada

Realizar actividad física con regularidad

Controlar la presión arterial y el colesterol.

 

Diabetes gestacional

Se presenta en algunas mujeres durante las últimas etapas del embarazo.

Habitualmente este tipo de diabetes desaparece después del parto; pero aumenta la probabilidad de que aparezca, con el tiempo, diabetes tipo 2

La diabetes gestacional es causada por las hormonas del embarazo o por la escasez de insulina.

 

Peligros de la diabetes

Con el tiempo la diabetes puede producir problemas graves en:

  • Ojos (pudiendo llegar a la ceguera)
  • Riñones (provoca una insuficiencia renal, incluso que dejen de funcionar)
  • Nervios (con pérdida de sensibilidad)
  • Circulación sanguínea deficiente (las heridas son difíciles de curar, y se llegan a infectar con facilidad). Que junto con la insensibilidad de los nervios pueden agravar los problemas hasta el punto de tener que necesitar una amputación
  • Encías y dientes. Produciéndose infecciones e incluso caída de dientes
  • Multiplica la probabilidad de sufrir una enfermedad del corazón, así como un derrame cerebral.

 

¿Cuáles son los niveles deseados de glucosa en la sangre?

Todos tenemos algo de glucosa en la sangre. En las personas que no tienen diabetes, el nivel normal es de 70 a 120. La glucosa en la sangre se eleva después de comer, pero vuelve a un nivel normal después de 1 ó 2 horas.

 

Puntos importantes

Dieta

Actividad física (caminar, nadar, bailar, andar en bicicleta…)

Mantener el peso adecuado

Si usted usa insulina o toma medicamentos para la diabetes que ayudan al cuerpo a producir insulina, no olvide de tomarlos, no prescinda de ellos aunque de niveles adecuados de glucosa, siga las indicaciones del profesional que le trata.

 

Hiperglucemia

Un nivel de de glucosa alto en la sangre (en términos generales superior a 180). Indica una hiperglucemia

Puede producirse:

  • Si no toma el medicamento para la diabetes
  • Si come demasiado, fundamentalmente alimentos con gran cantidad de Hidratos de Carbono, sobre todo se so de alta carga glucémica o de absorción rápida
  • Si no hace suficiente ejercicio.
  • Infecciones
  • El estrés también pueden hacer que el nivel suba demasiado.

 

Hipoglucemia

Si su nivel de glucosa en la sangre baja demasiado, se puede producir hipoglucemia, ésta se puede presentar de improviso y puede deberse a:

  • Haber tomado demasiado medicamento para la diabetes.
  • Demasiado tiempo sin comer
  • Haber hecho más ejercicio del acostumbrado, con un gasto excesivo de calorías.
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
  • Sufrir un pico de hiperglucemia con la consiguiente liberación de insulina que elimina la glucosa en sangre (no solo el exceso)

La hipoglucemia puede causar debilidad, confusión, irritabilidad, hambre o cansancio. Es posible que sude mucho, que le duela la cabeza o que se sienta a punto de desmayarse. Si la glucosa en la sangre sigue bajando, puede perder el conocimiento o sufrir convulsiones.

Es la causa de más común de obesidad, la hipoglucemia provoca una carencia que el cerebro trata de suplir generando ciertas alarmas para obligarle a ingerir alimentos que aporten la glucosa, imprescindible en sangre, provocándole una ansiedad incontrolable por la comida, la cual no cede aunque coma, sino hasta que se digiere la comida y aporta la glucosa en sangre, dado el tiempo transcurrido, y la ingesta superior a las necesidades alimenticias esto provoca un pico de hiperglucemia, con la consiguiente aparición de insulina que retira la glucosa a los depósitos de grasa, creando un ciclo.

.