El TDAH es un trastorno neuroconductual bastante común en la niñez. Que puede perdurar hasta la edad adulta. Este trastorno implica dificultad para prestar atención, un comportamiento impulsivo, y en algunos casos son hiperactivos.

 

Síntomas

Es normal que en ocasiones a los niños les cueste trabajo concentrarse y comportarse adecuadamente. No obstante en los niños con TDAH esta conducta se convierte en habitual, llegándoles a ocasionar problemas en la escuela, el hogar, y con los amigos.

Un niño con TDAH puede presentar estos síntomas:

  • Tener gran dificultad para prestar atención
  • Soñar despierto a menudo
  • Da la impresión de que no escucha
  • Se distrae con facilidad cuando realiza una actividad
  • Es olvidadizo
  • Se mueve de un lado a otro sin parar, no puede estarse quieto; “no para”
  • Habla mucho
  • No puede juagar a algo tranquilo
  • Actúa y habla sin pensar
  • No puede esperar. Es impaciente

 

TDAH - falta de atencion

 

Tipos

Hay tres tipos distintos de TDAH, en función de la sintomatología:

  • TDAH
    Tipo predominantemente: FALTA DE ATENCION
    . Le resulta muy dificultoso terminar una tarea, prestar atención a los detalles, y seguir unas instrucciones o una conversación. Se distrae fácilmente y se olvida de detalles de las actividades diarias.
  • Tipo predominantemente: HIPERACTIVO – IMPULSIVO. El niño no puede estar quieto y habla constantemente. Le es difícil permanecer quieto. Corre, salta, se sube por las sillas “no para”, es impulsivo, interrumpe constantemente a los demás. Es impaciente, no puede esperar el momento oportuno, su turno, terminar de escuchar, es frecuente que tenga un número elevado de lesiones.
  • Tipo combinado: La persona presenta por igual los síntomas de los dos tipos anteriores.

 

Causas

  • Parto prematuro
  • Bajo peso al nacer

No están claros todos los factores, ahora bien las investigaciones no han podido ratificar las creencias de que es debido a: comer mucho azúcar, ver demasiada televisión, el tipo de crianza que dan los padres o factores sociales o ambientales como la pobreza o la desorganización familiar… Por su puesto, muchos de estos factores agravan los síntomas. Pero no existen argumentos que hagan concluir que estas sean las causas principales del TDAH.

Algo que tienen que tener claro los padres es que ellos son los  que tienen que defender a sus hijos, no se puede precalificar a un niño de hiperactivo, por ser juguetón, dado que puede que al profesor le resulte pesada su profesión y exige las mínimas molestias, por no atender en clase, averigüen cuantos niños no atienden en clase, quizá estemos hablando de un profesor que sea monótono, pesado, no sepa captar la atención de los alumnos…

 

 

Tratamiento

El mejor tratamiento para el TDAH consiste en una combinación de medicamentos (Alopáticos, Terapia floral, Homeopatía) en función de cada individuo y las particularidades de su sintomatología y Terapia conductual. El tratamiento incluye un seguimiento y modificaciones en la terapia, según evolución.

Un buen momento para tratar este tipo de problemas, son las vacaciones, dado que la terapia conductual, sobre todo al principio requerirá del apoyo paterno, de forma paciente y continuada.

.